Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Actualidad

< Volver al listado
23 Mar
Producto

Alimentos para el confinamiento: conejo

Queremos ayudaros a hacer una compra fresca saludable y que se adapte al máximo a las restricciones de movimiento de estos dias tan complicados. Por eso os proponemos productos que, por la durabilidad, la versatilidad y la temporalidad, pueden facilitaros un poco la vida, tanto si sois unos cracs de los fogones como si no.

Hoy os proponemos el conejo, considerado carne blanca, como el pollo o el pavo, y que contiene menos proporción de grasas que la roja. Nos aporta proteína de alta calidad, destaca por su contenido de vitaminas de grupo B y, como tiene un bajo contenido de colesterol, es muy recomendable para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

En el mercado lo podeis encontrar entero o por piezas. De fácil digestión, es ideal para cocinar al horno, guisado o a la brasa y accepta muy bien las plantas aromáticas porque su carne absorbe muy bien los aromas. Es un gran ingrediente para los arroces y, si nos sobra, podemos hacer croquetas o picarlo para rellenar hortalizas como pimientos o berenjenas.

Se conserva bien en la nevera hasta dos dias después de comprarlo. Entonces hay que cocinarlo o congelarlo. En el caso de optar por la congelación, nos durará en buen estado un año, si es entero, y 9 meses si lo hacemos a piezas. Para descongelar-lo, la mejor opción es hacerlo lentamente en la nevera. Si optamos por el microonas, habrá que cocinarlo immediatamente una vez descongelado. También podemos guardar las sobras en la nevera durante 3-4 dias y, si las congelamos, se mantendrán muy bien entre 4 y 6 meses.