Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Actualidad

< Volver al listado
14 Feb
Noticias

Camilleri y Montalbano se sientan a la mesa en la Boqueria

El viernes 11 de febrero el Espai Boqueria acogió una charla de la nueva edición, la 17ª, del ciclo literario BCNegra con la participación de Carlos Zanón, comisario del certamen, el traductor y escritor Pau Vidal y la gastrónoma y doctora en Ciencias de la Comunicación Maria Teresa Di Marco. El motivo del encuentro, titulado ‘Camilleri i Montalbano s’entaulen’ (Camilleri y Montalbano se sientan a la mesa), era reflexionar sobre la relación del autor italiano Andrea Camilleri y la de su personaje más popular, el comisario Salvo Montalbano, con la cocina y profundizar en las similitudes y diferencias que había entre los dos a la hora de comer.

Maria Teresa Di Marco aportó sus conocimientos para dar contexto a la cocina siciliana y la importancia que tiene en la vida de los habitantes de la isla, mientras que Pau Vidal, traductor al catalán de la mayoría de novelas protagonizadas por el comisario, se centró especialmente en temas lingüísticos, como anécdotas sobre las dificultades que puede tener la traducción de platos o recetas concretas, y planteó retos a un público muy activo, que interactuó constantemente con los ponentes.

Imposible no hablar de comida en Sicília
Zanon, que actuaba como moderador del encuentro, dejó claro que era imposible situarse en Sicília, el lugar en que Montalbano vive sus aventuras, sin hablar de comer, mientras que Di Marco añadió que “la cocina en Sicília es muy importante: todo el mundo habla de comida, de platos y de recetas, antes y después de sentarse a la mesa”. Una conducta que añade a la comida un tiempo de deseo y de memoria y que no se queda solo en el terreno de la cocina sinó que también salta al del idioma, ya que las discusiones también pueden tener como protagonistas las palabras que se usan para hablar de comida y platos. Remarcó también que estábamos hablando de una cocina única, fruto del paso por el territorio isleño de muchos pueblos y civilizaciones, desde los fenicios hasta los catalanes.  

Por su parte, Vidal centró buena parte de sus intervenciones en los aspectos lingüísticos: “¿qué hacemos los traductores con los platos típicos italianos y sicilianos que no existen en el extranjero?” y puso como ejemplo los famosos ‘cannoli’ que aparecen en prácticamente todos los libros de Montalbano y las diversas opciones de traducción que se han ido llevando a cabo desde la primera ‘canya de crema’, añadiendo que en situaciones como esta los traductores no pueden recurrir al recurso de poner notas explicativas a pie de página porque las editoriales no les dejan.

De acuerdo con Zanon, la inclusión de la gastronomía en el género negro siempre ha generado debate, ya que hay algunos autores de novela negra a los que no les gustaba comer bien, pero en la charla del pasado viernes quedó claro que la comida es un elemento que conecta muy bien con este género narrativo y enriquece sus textos y personajes. Como ejemplo, y en el caso concreto de Montalbano, la gastronomía ayuda al lector a conocer la infancia del protagonista y su relación con sus padres, tal como destacaron los ponentes, argumentando porque el comisario es un amante de los dulces o porque no se interesa tanto por el vino como lo hace por la comida. Y ayuda a construir un personaje peculiar en tanto que siempre come y le encanta, pero no cocina. De hecho, Vidal explicó que dentro de poco saldrá en catalán el primer libro en que el comisario se mete en la cocina y la experiencia acaba de manera bastante desastrosa.

Camilleri quedó bastante eclipsado por su personaje Montalbano, que se llevó la mayor parte de las intervenciones de los ponentes y de las preguntas del público, pero en una cosa sí destacó el autor siciliano: en la importancia que ha tenido a la hora de dar dignidad a la cocina siciliana y a su idioma. En esto estuvieron de acuerdo tanto Di Marco como Vidal.

La nueva edición del ciclo literario BCNegra tuvo lugar este año entre el 3 y el 13 de febrero y su programación acogió más de 40 mesas redondas, rutas, actuaciones teatrales y otras actividades, entre las cuales esta mesa redonda en la Boqueria, que participa en el certamen por tercer año consecutivo.