Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Actualidad

< Volver al listado
02 Sep
Producto

Percebe

Crustáceo característico de las costas del norte de la Península ibérica, vive pegado a las rocas y se captura a mano. Los hay de dos tipos; de sol y de sombra. Los primeros tienen el cuerpo corto y grueso, más carnoso y con menos cantidad de agua, mientras que los segundos lo tienen alargado y delgado y se crian en las zonas bajas.

A diferencia del resto de mariscos, tienen pocas calorías porque su bajo contendido de grasas y colesterol y nada de hidratos de carbono. Entre sus nutrientes destacan los minerales como el selenio, que protege de las enfermedades cardiovasculares, el potasio, que mantiene en buen estado el sistema nervisoso, el magnesio y el calcio.

Con muy poco tiempo de conservación, nada más comprarlos hay que lavarlos en agua fría antes de echarlos en un recipiente con agua hirviendo. I si el agua imita a la del mar, es decir lleva 70 gr de sal por litro de agua, mejor. De cocción muy corta, así que el agua vuelve a hervir ya se deben retirar del fuego y taparlos con un paño limpio y empapado en el mismo agua de cocción antes de servirlos, para que se ablande la piel y sea más fácil de retirar. Y, muy importante, se deben comer recien hechos. Si están fríos no tienen el mismo sabor.